Las Musas y el Duende

MÁLAGA Y SUS VERDIALES

CARMEN AGUIRRE

 

    Málaga, tierra por excelencia “Cantaora” como dijo de ella D. Manuel Machado, es la cuna de los Verdiales, máximo exponente del folklore malagueño. Aquí nació este fandango puro y bravío, de raíces ancestrales, que se ha ido transmitiendo de padres a hijos y que, al estar circunscrito a un mundo muy reducido, ha evolucionado muy poco, conservando aún su naturaleza primitiva.

 

   Los orígenes de los Verdiales se pierden en la noche de los tiempos; podríamos aventurarnos a la creencia de que son anteriores al cristianismo, ya que en el museo de Nápoles se conserva un mosaico de Pompeya, que reproduce lo que podría ser la primera “Panda de Verdiales”. Los instrumentos, platillos y pandero que tienen dos de las figuras, y la forma de tocarlos, es muy similar a las “pandas” posteriores; incluso observamos que llevan la cabeza ataviada con una corona de flores, precursora del sombrero verdialero.

 

http://lojondo.blogspot.es/img/el-mosaico-de-pompeya.bmp 

 

     Los Verdiales se cantan con acompañamiento de varios instrumentos de cuerda y percusión, al  conjunto se le denomina “Panda”, y está formado generalmente por un violín, dos guitarras, un gran pandero y dos pares de pequeños platillos; el cantaor suele ser uno de estos mismos músicos. La letra tiene la base métrica de una quintilla, que se amplía al cantarse por repetición de uno de sus versos. Su melodía sacrifica el melisma por la exigencia del compás, supeditándose el lucimiento del cantaor, al verdadero protagonista que es el baile, éste puede hacerse individualmente, por parejas y en tresillo. En el primer caso suele llevar el bailaor una bandera nacional, que hace evolucionar con gran habilidad y donaire. A esto le llaman “bailar la bandera”.

 

      La práctica del cante, toque y baile de los Verdiales ha sido siempre privativa de la clase campesina; y la “Fiesta”, como se le llama, está rodeada por una serie de costumbres y  ritos. Hay que tener en cuenta que esta “fiesta” es de tierras altas, y curiosamente está más viva en las solanas.

 

*Al beso del padre sol

nacen nuestros verdiales;

son sencillos y juncales,

de los montes lo mejor

como puros manantiales.

 

      Según las zonas geográficas se aprecian en el toque de los verdiales, diferencias ostensibles que se traducen en sendas variedades de estilos. Así distinguimos tres zonas: la de Almogía, la de los Montes de Málaga y la de Comares. En Almogía el pandero es más pequeño y se trabaja menos que en la zona central, en cambio los platillos los repican prodigiosamente. Igual ocurre en Comares, donde incluyen en la “panda” un laúd, como instrumento exclusivo de la zona.

 

                * Estilo Monte o Comares

                  o bien por el de Almogía;

                  me gustan los verdiales

                  a t’oas las horas del día

                  y en toítos los lugares.

 

    Hay que distinguir dos fechas claves en las que se reúnen las “pandas” de verdiales, estas son: el solsticio de invierno (día de los Inocentes) y el de verano (noche de San Juan). Aunque ciertas zonas añaden algunas más; como la festividad de San Andrés y la del Viernes de Dolores (Patrona del Partido de Verdiales), de donde este cante toma su nombre.

 

    He aquí, unas letras alusivas al solsticio de invierno y verano:

 

           * En Málaga, por diciembre

              florece la primavera…

             cuaja el monte de colores

             las pandas verdialeras

             con sus sombreros de flores.

 

          * Las doce ya van a dar

             y hay fiesta verdialera…

             y yo seré la primera

            que esta noche de San Juan

            le prenda fuego a la hoguera.

 

    Cada “panda” es presidida y dirigida por un cargo especial al que llaman “alcalde”, el cual lleva una pequeña vara forrada de cintas de colores. También van muy adornados de flores, espejillos, abalorios y cintas los sombreros. Curiosamente, este tipo de sombrero sólo lo llevan los hombres, y se reservaban para la fecha del veintiocho de diciembre; aunque hoy día se utiliza en todas las actividades de las “pandas”, a cuyos miembros se les designa con el apelativo de “fiesteros” o “verdialeros”.

 

     La temática de las letras de verdiales, son alusivas  a las cosas de  esta tierra : sus campos, sus costumbres, la naturaleza, el sol, la luna etc. También tocan otros temas, como pueden ser: requiebros a las mujeres, alusiones a la “fiesta”, e incluso están las de origen jocoso, (tratadas con ese ingenio tan especial que tiene la gente del campo).

 

 

                 * Hojita de limón verde

                   y flor blanca de azahar…

                  sale mi niña a bailar,

                  y un rayo de sol se prende

                 en sus enaguas bordás.

 

 

     * Dicen que lo feo se pega,

        aunque no es de asegurar.

                 Pero por si acaso fuera…

                 ¡echa un poquito p’allá,

                 y arrímate a otro cualquiera!

 

 

              * ¡Vivan los montes de Málaga

                 y los sones verdialeros!

                ¡Vivan los montes de Málaga,

                de olivos y de paseros!...       

                y ese vinillo que alegra

               desde el último al primero.    

 

                      -------------------------

 

 

Sol de hoguera en los metales,

abalorios y espejuelos,

arco iris, trascendentales,

en los lazos del sombrero. 

Con cintas multicolores,         

serpenteando en el viento,

va la vara del alcalde

marcando a cada uno el tiempo.

¡Corte el aire la bandera

haciendo mil filigranas!      

que el mocito que la lleva       

me está enamorando el alma

Salga la moza a bailar,

¡salga la madre y la abuela!

Resuenen las castañuelas,

que este tresillo sin par

va derramando canela.

Suene el violín por lo bajo

o, bien, a vara “corría”

y que le siga el pandero

taconeando a porfía.

Prenda el ritmo las guitarras

siguiendo el mismo compás,

y que nos traiga el laúd

los suspiros de Ziryab.

Que  repiquen los platillos

con su repiquetear

y que los sones bravíos

se esparzan por el lugar.

Que vivan los verdiales,

nuestros cantes primitivos,

y esos “soníos” que salen

de los  siglos de los siglos.

¡Que vivan los Verdiales!

      

 Hasta aquí, una exposición a vuela pluma, sobre los Verdiales, este fandango milenario y auténtico de los montes de Málaga. Estos sones bravíos y ancestrales, que arrancan del costillar de los siglos y hacen que el corazón se nos incendie al oír su compás. Así, que sólo me resta decir: ¡ARRIBA LA FIESTA!

             

 Bibliografía consultada:

LUQUE NAVAJAS, JOSÉ: Málaga en el cante” (1988)

páginas 39 a 44

 

 

      Carmen Aguirre

 

Artículo publicado en el nº 15 de la Revista “El Unicornio”

de Arahal (Sevilla) septiembre 2004

 

 

 

 

 

Comentarios

Yo doy gracias a todas las personas que disfrutan y hacen vivo algo tan nuestro y malagueño como los verdiales. Los conozco desde que soy niña y, aunque no pertenezco a ninguna panda, aprendi a cantar y bailar. Lo cuento con orgullo de mi tierra a gente que los desconoce, que son de los cantes y bailes mas antiguos conocidos. Mi hijo necesitaba para la clase de musica informacion de las pandas verdiales y necesite buscar información en internet solamente para que viera en fotos los sombreros tan llamativos que llevan los hombres y como cantan y bailan. Tambien tenia que poner una letra y las que recuerdo, no se si son correctas (pasaron 25 años) asi llegue a este blog que me ha gustado mucho, pero me indigno que personas que no tienen interes por esta maravilla malagueña,insulte gratuitamente (ademas con tantas faltas de ortografia) a estas maravillosas pandas de verdiales. Gracias por este blog. Malagueña orgullosa de nuestros Verdialeros.

hoy despues de muchos años de no estar en mi pueblo ( casabermeja )al abrir esta pagina me he sentido mas viva que nunca,quiero volver cuanto antes y disfrutar de esta maravilla que son los verdiales de malaga, y su gente. un beso a todos los verdialeros

hoy despues de muchos años de no estar en mi pueblo ( casabermeja )al abrir esta pagina me he sentido mas viva que nunca,quiero volver cuanto antes y disfrutar de esta maravilla que son los verdiales de malaga, y su gente. un beso a todos los verdialeros

Hoy por curiosidad he puesto Verdiales en google y ha salido esta pagina. Llevo muchos años escuchando y conociendo los Verdiales, pero nunca pensé que fueran tan antiguos y es una lastima que siendo un cante tan arraigado en parte de nuestra provincia, no se conozcan mejor. Un saludo a todos los verdialeros.

Hoy por curiosidad he puesto Verdiales en google y ha salido esta pagina. Llevo muchos años escuchando y conociendo los Verdiales, pero nunca pensé que fueran tan antiguos y es una lastima que siendo un cante tan arraigado en parte de nuestra provincia, no se conozcan mejor. Un saludo a todos los verdialeros.

hola

Es la primera vez que me e metido en esta pagina y me parece genial yo estoy en una panda de verdiales que se llaman los cafeteras y son de pizarra un pueblo cerca de malaga y me gusta mucho y voy a intentar haber si puede aprenderme algunas de las canciones para aprendermela un saludo.

“El genio resplandece en su mirada desbordante de luz y de energía y tiñe con su luz arrebolada los recios trazos de su tez, tostada por el ardiente sol de Andalucía. Alma de artista, corazón de atleta, de fe, de amores y entusiasmo lleno, llegó el Arte a la gloriosa meta, ciñendo la corona de poeta a sus robustas sienes de agareno. Sus versos resplandecen como espadas escintiladas por el sol; su prosa vibra en ondas de luz, en oleadas de música y color, en llamaradas de genio audaz, de inspiración radiosa...". Lua...

HOLA AMIGA,SOLO TE PUEDO DECIR GRACIAS POR COMPARTIR ESTA PAGINA TAN HERMOSA DE TU PAIS ,YA QUE ASI HE PODIDO APRENDER MAS DE TU CULTURA MUY HERMOSAS LAS FOTOS FELICITACIONES UN SALUDO DESDE CHILE TU AMIGA ISABEL

Te leo todos los días y también sábados, domingos y fiestas de guardar.

Añadir un Comentario: